LIJ

De jitanjáforas, moralistas y aventureros: 3 novedades preciosas para regalar en Reyes

2 enero, 2018
LIJ

Recién entrados en el año 2018, afrontamos ya la recta final del periodo navideño. Nos queda una última cita antes de dar carpetazo a los turrones y a la avalancha de regalos, así que ¡no desfallezcáis que ya casi estamos! Para animar la espera de la noche más mágica del año, aquí van algunas recomendaciones para aquellos rezagados que aún deben hacer las últimas compras para llenar las alforjas de sus majestades. Y ya que estamos, llenémoslas de cosas raras, de cosas nunca vistas, de fantasía y de aventuras. Llenémoslas de jitanjáforas, de moralejas provocadoras y de animales viajeros. A ver qué pasa.

¿Mau Iz Io?

Jitanjáfora

Uno de los grandes descubrimientos del año que ha terminado ha sido ¿Mau iz io? de la ilustradora canadiense Carson Ellis. Y a juzgar por la cantidad de premios que lo avalan, no soy la única que lo piensa. Publicado en España por Barbara Fiore Editora, este cuento es uno de los libros más extraordinarios que albergamos en nuestra pequeña biblioteca infantil. No es solo que las ilustraciones sean una auténtica belleza. Es que además la historia es, desde un punto de vista literario, absolutamente fantástica. Y esto no suele ser muy común en aquellos casos en los que el ilustrador asume el papel de escritor. Pero ¿Mau iz io? es toda una excepción.

En realidad, ¿Mau iz io? retoma un tema clásico dentro de la literatura infantil y el álbum ilustrado: el ciclo de la vida. Uno de los libros infantiles más famosos que aborda esta cuestión es La pequeña oruga glotona. Pero mientras Eric Carlé opta por presentar una narración descriptiva y sencilla, la aproximación de Ellis a este asunto es profundamente lírica. Y ello a pesar de que solo utiliza un recurso literario en toda la historia. Eso sí, se trata de un recurso tan potente y que ella desarrolla de una manera tan rotunda, que llena el texto por completo.

Jitanjáfora

Jitanjáforas para insectos

Así es. Este relato está elaborado a base de jitanjáforas. Una detrás de otra, enlazadas con tanta destreza que, a pesar de constituir un auténtico sin sentido, todo nos resulta claro y transparente. La jitanjáfora es un recurso literario excepcional, no solo por su enrevesado nombre. Se trata de una composición narrativa elaborada a base de palabras inventadas que adquieren sentido únicamente a través de su sonoridad. Es un recurso complicado y que normalmente se utiliza intercalado en textos tradicionales. Sin embargo, en ¿Mau iz io? la autora elabora todo un lenguaje, el idioma de los bichos, para ir modulando la historia. El resultado es una obra de arte.

Jitanjáforas

Algunas de las jitanjáforas más famosas de la literatura fueron difundidas por el glíglico de Julio Cortázar en su Rayuela. Pero aunque la jitanjáfora ha tenido un mayor reconocimiento dentro de la literatura culta y de vanguardia, se trata de un recurso perfecto en la literatura infantil. De hecho, cualquiera que tenga niños a su alrededor se dará cuenta de que ellos son pequeños grandes creadores de jitanjáforas. Primero les dan forma con su lengüecilla de trapo. Y después, cuando ya tienen un cierto dominio del lenguaje oral, se afanan en enriquecerlo con sus propias aportaciones simplemente porque lo encuentran gracioso o verosímil. Por esto también, ¿Mau iz io? es un libro ideal para bebés y primeros lectores, puesto que habla un idioma que a ellos les resulta completamente lógico.

El sentido del humor es una de las claves para entender el éxito de la jitanjáfora en la literatura infantil. Se trata de un recurso que, bien ejecutado, puede estimular enormes carcajadas. Y doy fe de que en este caso así ha sido en mi casa. Mis hijos se han reído con auténtico goce cada vez que les he leído este libro. Me han hecho releerlo una vez tras otra, y siempre reían. Incluso se reían cuando contaban de memoria la historia a sus abuelos y tíos. No recuerdo un éxito semejante en muchísimo tiempo.

Allumette.

Tomi Ungerer

Creo que ya he dejado en general claro que los libros infantiles que más me entusiasman no son precisamente los más moralizantes. Sin embargo, si hay un autor moralista al que estoy dispuesta a perdonarle absolutamente todo ese es Tomi Ungerer. Pero quizás ello se deba más bien al hecho de que además es todo un provocador. En este Allumette que publica hoy Kalandraka por primera vez en castellano, en el que el autor revisa el cuento clásico navideño de La pequeña cerillera de Andersen, vuelve a mezclar algunas de las señas de identidad que son típicas de sus trabajos: la crítica y la pedagogía social, el sentido del humor, el rechazo a la autoridad, el absurdo, la preocupación por el bienestar de la infancia y las formas grotescas y políticamente incorrectas.

Un moralista provocador

Tomi Ungerer

¿Por qué en las historias de Tomi Ungerer el tono moralizante no chirría tanto como en otros cuentos? Porque es tan evidente, tan sencillo, tan infantil, que no llama a engaño. La moraleja no está escondida. El lector no tiene que rastrearla entre símbolos más o menos equívocos. Todo lo contrario, nos asalta prácticamente desde la primera página. Sin excusas, sin paliativos. Y funciona con la misma lógica que mueve la ética infantil, apelando así directamente a los niños. En eso, Tomi Ungerer es heredero de la tradición narrativa clásica.

Tomi Ungerer

Y luego está ese tono rebelde y díscolo que lo envuelve todo. Señores fumando un puro. Señores fumando en pipa. Ninguno de ellos ha utilizado las cerillas inocentes de Allumette. Un matrimonio codicioso sepultado bajo una montaña de piezas de fontanería. El esnobismo de ricos y de políticos. El abuso de poder. La solidaridad obrera. Y el ejército que sale a la calle dispuesto a acallar cualquier revolución, por pequeña que sea. Y siempre, el elemento mágico, incomprensible, inexplicable que proyecta sobre el relato un universo de fantasía.

Atlas de aventuras animales

Que en esta casa somos unos enamorados de las enciclopedias ilustradas de animales es algo que ya se sabía. Aunque a estas alturas podemos decir que nos hemos convertido en auténticos coleccionistas de estas joyas literarias. Nuestra última adquisición ha sido el Atlas de aventuras animales de Rachel Williams y Emily Hawkins, ilustrado espectacularmente por Lucy Letherland. Se trata de un libro de gran formato editado con mucho cuidado por la editorial catalana Flamboyant, en el que las autoras dan una nueva vuelta al concepto de libro informativo en formato enciclopédico.

Vidas animales plagadas de aventuras

A diferencia de otras enciclopedias animales, este Atlas, que sigue lógicamente un criterio espacial para ordenar su contenido (por continentes), no es exhaustivo. Las autoras han preferido concentrarse únicamente en algunas de las aventuras animales más excepcionales que ocurren en cada continente.

Algunas de estas fascinantes aventuras son: la migración de las manadas desde el Serengueti hacia el Masái Mara que les obliga a cruzar las aguas turbulentas del río Mara, que se erige como frontera; la carrera a la que se lanzan las tortugas recién salidas del huevo desde los arenales hasta el océano en la costa occidental de África; la anidación de los frailecillos en los acantilados islandeses; el ascenso por las laderas de las montañas Quinling del oso panda; los baños del ornitorrinco; el viaje a contracorriente del salmón rojo, salpicado de grandes saltos y acrobacias; la transformación de las iguanas de las islas Galápagos durante la ceremonia del cortejo; o la implicación el pingüino emperador macho en la incubación de los huevos y en la crianza.

La elección realizada por las autoras tiene una ventaja fundamental. Sin obviar la función informativa que tienen estos libros, presentan textos mucho más literarios y apetecibles para ser narrados al lector infantil. El objetivo es, y creo que está muy logrado, que los niños no perciban la información como una superposición de datos, sino como una pequeña historia que narra las aventuras de los animales por los anchos caminos del mundo.

¿Traerán los Reyes algún libro bonito a vuestra casa?

 

También puede interesarte

6 Comentarios

  • Reply remorada 2 enero, 2018 at 11:21 am

    jitanjáfora, me he enamorado de la palabra de marrasmiau!

    • Reply Paula 9 enero, 2018 at 11:06 am

      ¡Ya somos dos!

  • Reply Zunilda Borsani 2 enero, 2018 at 10:41 pm

    Algunos los conozco y son maravillosos.

    • Reply Paula 9 enero, 2018 at 11:06 am

      🙂 🙂

  • Reply Enrique 5 enero, 2018 at 12:22 pm

    Vaya, el día de la noche de Reyes voy y me entero de que necesito en mi vida un cuento construido con jitanjáforas, una recopilación de relatos de Pippi Calzaslargas y no sé cuántos libros más. Yo así no puedo leerte, ¿eh?

    • Reply Paula 9 enero, 2018 at 11:06 am

      Jajaja, bueno, lo bonito de los libros es que tienes todo el año para solucionar los antojos… Con las torrijas o el roscón no pasa lo mismo XD

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Paula Martos + info Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info Legitimación:: Consentimiento del interesado. + info Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web yomimeconlibro.com+ info