Entrevistas

Bailando con lobos: de charla con Papá llega tarde

26 septiembre, 2017

Las entrevistas a niños se están convirtiendo en mis entradas favoritas. Esta vez se ha sumado a esta iniciativa Enrique, la voz detrás del blog de Papá llega tarde, y su pequeña amante de los lobos. El blog de Enrique desprende una lucidez y una claridad que no siempre resulta fácil encontrar en la blogosfera. Os recomiendo especialmente la entrada titulada «Con la lactancia hemos topado».

Siendo esta la cuarta entrevista que publico, creo que ya estoy en condiciones de sacar algunas conclusiones. La primera es que nosotros los padres somos lo más desconfiado que se ha visto nunca. ¡No nos fiamos nada de sus respuestas! Y la segunda sin duda es la capacidad inigualable que tienen estos pequeños seres para sorprendernos. Es alucinante.

A Enrique y a su familia los conocimos hace algo más de un año. Son personas tranquilas, pausadas, tiernas y muy especiales, con las que coincidimos en muchas cosas. Nunca olvidaré a su mujer, Vanesa, tranquilizándome por teléfono con su dulce voz, poco después de nacer Olivia, en un momento bastante duro para mí. No sé si esta entrevista transmitirá algo de la paz que ellos destilan, pero espero que disfrutéis leyéndola tanto como yo lo he hecho. Os dejo con ellos.

Confesiones lectoras de Papá llega tarde

Una de la confesiones con las que se arranca Enrique en esta entrevista es que El señor de los anillos es el libro que más veces ha leído. Y también que Viggo Mortensen le ha fastidiado un poco esta lectura. Esa no era la imagen que él se había hecho de Aragorn. Por eso, entre otras cosas, ahora se decanta por otras lecturas muy distintas, como El viejo y el mar de Hemingway, que dice haber leído un día por casualidad y que le atrapó completamente.

Al recordar los dos primeros libros que le compraron a su pequeña, Enrique se declara un completo inconsciente: un libro ilustrado sin texto de la colección El bebé sigue con el dedito y una versión desplegable y muy resumida de La bella durmiente. No te preocupes Enrique, todos hemos flaqueado en algún momento. De todas maneras, los cuentos clásicos no son nunca una mala idea (aunque es verdad que La bella durmiente es un hueso especialmente duro de roer).

Herencias de padres a hijas

Por suerte de todo se sale y hoy la pequeñaja de Papá llega tarde es una aficionada a la lectura vintage: se ha enganchado a una colección de revistillas de animales que conservaba su padre de cuando era pequeño. Se trata de los Zoobooks, una colección genial de la que padre e hija disfrutan mucho juntos (sobre todo del número dedicado a las focas y al de los patos).

A Enrique por su parte le encanta El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza, un libro que le regalaron a él cuando era un niño ya mayor y que siempre le ha hecho mucha gracia por las ilustraciones y el toque gamberro. Enrique descubrió el éxito internacional de este libro sólo después de ser padre, y se alegró mucho de haber conservado su edición de los años noventa para releerlo con su hija.

Los cómics son la asignatura pendiente de esta familia. Enrique se pasaba de pequeño los veranos enteros devorando El Capitán Trueno o El jabato, las historias de Astérix y Obélix, las aventuras de Tintín, y también los productos de Ibáñez y el Superlópez de Jan. Y aunque hace tiempo que Enrique desempacó estos tesoros en su casa, no termina de retomarlos. No ayuda que sus chicas tampoco sean demasiado aficionadas a este género.

El cartero siempre llama… unas cuantas veces

Enrique recuerda con cariño una anécdota especial de su hija relacionada con los libros. «Durante mucho tiempo su libro preferido fue Pájaro amarillo. Incluye el personaje secundario de un cartero llamado Teo, caracterizado con su carrito amarillo y su uniforme de cartero español. Se pasó semanas emocionada cada vez que nos cruzábamos con cualquier cartero. Ni siquiera tuvimos que esforzarnos para convencerla de que teníamos que pasar por la oficina de Correos, donde trabajaba Teo con sus amigos, para hacer un recado».

Entrevista a la pequeña de Papá llega tarde: la nueva Félix Rodríguez de la Fuente

Todas las imágenes de este post pertenecen a Enrique de Papá llega tarde

¿Cuál es tu cuento favorito? El de «Feroz». Probablemente porque El enorme y malvado Feroz era el que estaba tirado en el suelo delante de ella. Parece ser que hoy ha querido leerlo varias veces con mamá. ¿Y por qué es tu preferido? ¿Por qué te gusta? Porque cuando era pequeña me gustaba. Cuando era pequeña en casa del abuelo y de la abuela y de Lupita —Lupita es la perrita de los abuelos por parte de mamá— había uno como este y me gustaba. Otro día hay que comprarle un cuento a Lupita.

¿Qué cuento tiene los dibujos más bonitos? Este. Señala Nacho tiene un perrito, el cuento que le regalaron sus tíos la semana pasada. Le enseño La isla del abuelo, Salvaje¿Esos son los dibujos que más te gustan, los más bonitos? Sí. Ese me gusta. Lo que se dice una respuesta al azar.

¿Qué animal es el que más te gusta de todos los que salen en tus cuentos? Pues mira, eh… los lobos, los gatos… y estos que hay aquí. Señala el lomo de un tomo mío titulado «Mamíferos». Aparecen varios jerbos y ratones desfilando por el canto del libro. ¿Pero te gustan los lobos y los gatos porque justo los estás viendo ahí, o a lo mejor te gusta alguno de los animales que salen aquí? Le enseño todos los libros de animales que tiene. Es la primera vez que le escuchamos decir que le gustan los lobos… Sí. Pero a mí me gustan los lobos. ¿Los lobos te gustan mucho? Bebés, los lobos bebés, los lobitos.

¿Y de los animales que tocan instrumentos de Paco y la orquesta hay alguno que te guste mucho? Le pregunto porque ese libro la tuvo entusiasmada durante semanas después de que se lo compráramos en la Feria del Libro. ¡Sí! ¡Paco! ¿Paco? ¿Pero por qué te gusta Paco? Porque, porque, porque… eh… porque cuando era bebé me gustaba. ¿Y por qué te gustaba? Se parte de risa. A los dos nos hace gracia este intercambio de papeles en el que soy yo el que pregunta una vez tras otra por qué. ¡Porque me gustaba! ¿Pero te gustaba porque se llama como el abuelo, porque es muy buen director de orquesta, porque es muy gracioso…? ¡Porque es muy gracioso!

¿Qué libro te gustaría llevarte mañana al cole para leer con la profe? El de Feroz. ¿Te gustaría leerle el de Feroz? ¿Por qué? ¡Sí! ¡Porque sí! ¿Y por qué crees que le gustaría? Porque le gusta y se lo voy a dar. ¿Pero ella lo ha leído alguna vez? No. Es que lo tiene guardado en otro sitio y para que me lo lea otro día.

¿Y dónde es donde más te gusta leer cuentos? En casita. ¿Pero de toda la casa cuál es tu sitio preferido para leer cuentos? Este. Estamos sentados en el suelo del salón sobre el típico puzzle blando de colores. ¿El salón? Mhm. Y dentro del salón ¿cuál es el sitio que más te gusta para leer cuentos? Este. Señala el sofá. ¡¿En el sofá?! ¡Pero si nunca me dejas sentarme en el sofá para leerte! ¡Que sííííííí! Tomo nota.

¿Te gusta cuando mamá o papá ponen voces al leerte un cuento? Sí. Yo quiero. Tú eres Feroz y yo soy la niña. ¿Pero con voces o sin voces? Con voces. ¿Con voces te gusta? Sí. ¿Y por qué te gusta? Porque me lo has dicho. ¿Porque te lo he dicho yo? ¿Pero te gusta porque te hace más gracia el cuento así o no? ¿Te parece más divertido? Sí. No, me hace… que los ruidos me gustan.

¿Qué cuento crees que le deberíamos leer a tu hermana cuando nazca? ¿Cuál es el primer cuento que hay que leerle? Este. Obviamente, Feroz. Hombre, pero piénsalo un poco. ¿Este por qué? Porque le gusta. Pero si no lo ha leído nunca. ¿Cómo sabes tú que le gusta? Porque le gusta. ¿De todos esos cuentos el mejor para leer para un recién nacido cuál es? El de los ruidos. El del pollito.

No hemos sido capaces de averiguar a cuál se refería. No tenemos ningún libro que haga ruiditos ni ella ha sido capaz de encontrarlo.

También puede interesarte

1 comentario

  • Reply Bego 26 septiembre, 2017 at 9:26 pm

    La anécdota de teo el cartero es lo mejor ♥ qué maravilla.
    Y haces bien en regañarnos, somos unos desconfiados, ya otra vez me lo dijo una amiga hace muchos años y ya entonces le dí la razón también. Los niños sorprenden y mucho así que siempre debemos darles la oportunidad de actuar y no dar por sentado que sabemos lo que van a hacer.

  • Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Paula Martos + info Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info Legitimación:: Consentimiento del interesado. + info Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web yomimeconlibro.com+ info