Mamá también lee

10 consejos prácticos para leer más y no estancarse

20 septiembre, 2017

En mi primer post hablé de la que consideraba la premisa más importante para conseguir que nuestros niños se pusieran manos a la obra con los libros: el buen ejemplo. Que nos vean leer es importante. Para educar a leer, hay que autoeducar nuestros hábitos de lectura. Aprender a vencer las inercias que nos arrastran hacia tablets, móviles y hacia cualquiera de los lugares en los que tendemos a perder el tiempo. Así que empecemos por el principio: empecemos a trabajarnos a nosotros mismos. Para hacer frente a estas inercias, aquí van diez consejos muy, muy prácticos para leer más que espero que os resulten útiles.

Ólvidate del móvil por la noche.

Programa el móvil para que a partir de cierta hora no te entre ninguna notificación (quizás te sirva ponerlo en modo avión). Déjalo en un lugar apartado: no lo tengas a mano, llévatelo a la cocina, al cuarto de baño y déjalo allí, al menos hasta que te vayas a la cama.

No te acuestes sin leer.

Aunque sea una línea. Pero no te vayas a la cama sin haber abierto tu libro.

Un libro siempre contigo.

Lleva un libro siempre contigo. Si te gusta leer libros electrónicos lo tienes muy fácil. Y si eres tan anticuado como yo, que tengo predilección por el formato físico, acostúmbrate a los libros de bolsillo (o hazte con un bolso bien grandote).

Aprovecha los viajes

¿Cuánto tiempo pasas en el metro cada día? ¿1 hora? ¿45 minutos? ¿Te imaginas si todo ese tiempo lo emplearas en leer? Yo no puedo leer en el autobús porque me mareo, pero el vagón de metro siempre ha sido uno de mis sitios preferidos para darle a los libros.

Si no te motiva, déjalo.

No solo se puede abandonar un libro a medias, si no que se debe hacerlo si la lectura se está haciendo cuesta arriba. Sólo en España se publican cada año más de 80.000 títulos. Repito: solo en España. La vida es muy corta y las listas de libros pendientes tienden al infinito: no pierdas el tiempo con uno que no te interesa.

Libros fáciles para sortear baches lectores.

Todo buen lector pasa por épocas en las que cuesta enormemente encontrar ganas de leer. Quizás no sea el momento de que el libro que te esté esperando en la mesilla sea Ana Karenina o En busca del tiempo perdido, por más imprescindibles que puedan ser estas lecturas. Escoge un libro finito y facilongo y deja estos para más adelante.

Escoge temas que te gusten.

¿No sabes por dónde empezar? Pues haz igual que haríamos con un niño: si te gustan los piratas, lee libros de piratas; si te gustan los dinosaurios, lee de dinosaurios. Y si te gusta Nueva York, lee a Paul Auster. Si lo que te va es Japón, lee a Murakami. ¿Sueñas con la ruta 66 o amas el jazz? Entonces lee a Kerouac. Si te fascina la historia de la revolución industrial, lee a Dickens. Si te llama África, puedes empezar con Kapuscinski. Y así hasta el infinito.

Apúntate a un club de lectura

Los clubs de lectura están de moda y son un aliciente estupendo para echarse a leer. La actriz Emma Watson ha abierto un club de lectura feminista en la plataforma Goodreads (puedes seguirlo aquí). En España, las propuestas del club de lectura feminista de La Tribu, que es itinerante, también son muy interesantes.

Habla de libros.

¿A que cuando hablas de comida empiezas a salivar y te entra el hambre? Pues con los libros pasa lo mismo. Así que habla de libros. Y si tus amigos no te siguen el rollo, cambia de amigos.

Pasea por librerías.

Lo mejor para abrir el apetito lector sin duda es un buen paseo por algunas de tus librerías preferidas. Si tienen un sitio para tomarte un vino o un café, y puedes charlar un rato con el librero, tienes un planazo. Mi consejo: empieza a leer ese libro que has comprado en el vagón de metro, antes de llegar a casa. Así no se te pasa el hambre.

 

¿Cómo hacéis vosotros para leer más y no estancaros con la lectura?

También puede interesarte

4 Comentarios

  • Reply Nueve meses y un día después 20 septiembre, 2017 at 2:11 pm

    Qué buenos consejos. Yo echo mucho de menos lo de leer de camino al curro pero desde hace años voy en curro. Y el puñetero móvil… me atrapa y yo me dejo atrapar.

    • Reply Paula 25 septiembre, 2017 at 8:14 am

      ¡Ah, el móvil! El móvil es mi cruz también. Paso rachas mejores y rachas peores. Pero hay que tratar de tomar un poco de distancia física con él para que no nos atrape. ¡Fuerza!

  • Reply Bego 20 septiembre, 2017 at 9:19 pm

    Soy de las tuyas: si no te gusta un libro, déjalo. Yo amo los derechos del lector de Pennac, me parece que si se hablara de ellos en la escuela mucha gente amaría más leer.

    • Reply Paula 25 septiembre, 2017 at 8:13 am

      La verdad es que es un decálogo perfecto, no le sobra ni una coma. Los suscribo totalmente.

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos Responsable: Paula Martos + info Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info Legitimación:: Consentimiento del interesado. + info Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web yomimeconlibro.com+ info